Mexico City

Aunque el restaurante no tiene el look de ser caro, los platos empiezan desde los $12.00. Pero si su intención es comer platos mexicanos en una preparación diferente y más sofisticada, este es el lugar.  La comida es de muy buena calidad y buenas porciones. Te dan chips y salsa sin parar, lo que colabora a esperar el plato con mayor calma y no con mucho apetito.

Cuentan con un bar, que en las noches y fines de semana es muy apetecido. Los cocteles  son fuertes y a precios razonables si comparamos con el nivel de alcohol con el que son preparados; por ejemplo; nosotros ordenamos margaritas por $7.00, pero deliciosos.

El servicio es bueno, precios un poco elevados, el lugar es amplio y la comida es deliciosa. Cuenta con un amplio parqueadero, algo escaso en los restaurantes de la zona.

Horas:

L – V: 5 pm – 10 pm
M – V: (Almuerzo) 12 – 3 pm
S – D: Noon – 11 pm


View Larger Map

Juicy Burger

En Juicy Burger podrás encontrar una de las mejores hamburguesas  que que ofrece

Los Ángeles.

Una vez en el lugar, tienes la posibilidad de armar tu hamburguesa escribiendo como la quieres en uno de sus menús: el primer paso escoges de que la quieres (carne, pollo, vegetariana, pavo o de huevo frito). En el segundo paso se escoge el pan o si lo quieres envuelto en lechuga. En el tercer paso escoges las salsas y vegetales que quieres acompañarla. En el cuarto, quinto y sexto paso agregas lo que deseas por $.50, $.75 y $1 respectivamente (salsas gourmet, quesos y toppings).

En mi caso mi hamburguesa fue la siguiente
1.       Carne 1/3 LB $5
2.       Pan de Ciabatta
3.       Salsa de tomate, mayonesa
4.       _
5.       Queso Monterey Jack
6.       Guacamole
Como todo buen lugar de hamburguesas, tienes la opción de ordenar malteada o gaseosa y papas fritas.
El lugar es pequeño y bastante agradable. Cuenta con pocas mesas, por lo que se llena muy fácilmente. Está la opción de sentarse en la barra o en una de las 3 mesas de afuera, que por lo general, son las más apetecidas.

Un lugar recomendadísimo. Mi consejo: después de ordenar la hamburguesa con muchas salsas y pan de Ciabatta, no fue muy buena idea -esa clase de pan es más apropiada para sándwiches- me costó bastante terminarme la hamburguesa sin que se cayera por partes.