Descubre qué ver en Charlottesville

Pippin Hill Farm & Vineyards

Charlottesville es una ciudad del estado de Virginia. Allí se encuentra la Universidad de Virginia, cuyo campus principal fue diseñado por Thomas Jefferson. Hoy, su legado vive en dos sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO: los terrenos de su casa, Monticello, y en la Universidad de Virginia.

The University of Virginia

En las afueras de la ciudad podrás visitar la plantación Monticello, y que incluye una mansión y cuartos de esclavos reconstruidos; Highland, la casa del presidente James Monroe, que conserva muchos muebles originales.

Dónde hospedarse
Hay una gran variedad de hoteles, posadas y bed and breakfasts en Charlottesville, muchos a poca distancia de tiendas, restaurantes y música en Downtown Mall. Para los que buscan conectarse con la naturaleza, camping es una buena opción.

Koa Charlottesville

Dónde comer

Puedes deleitarte de platillos elaborados con los ingredientes más frescos en la mayoría de restaurantes independientes y bistros de la zona. La calidad de la comida que se puede encontrar en esta zona es maravillosa y perfecta para todos los gustos y bolsillos.

Red Pump Kitchen
The Pie Chest
Commonwealth Restaurant & Skybar

Qué ver

Charlottesville es conocido por ser el hogar de los impulsores y agitadores en la historia del país, dando la bienvenida a los visitantes que quieren conocer el que fue hogar de Thomas Jefferson en Monticello y su legado académico en la Universidad de Virginia.

Albermarle

Un recorrido a pie por el centro de Charlottesville ofrece una mirada profunda a la historia estadounidense, el destino ofrece mucho más que sólo sitios históricos. Charlottesville ha desarrollado una rica y sostenida escena artística y de entretenimiento, especialmente cuando se trata de música en vivo.

Al otro lado de la ciudad, en el condado de Albemarle, podrás deleitarte con las extensiones de bosques y campos. Los recorridos paisajísticos resultantes son diferentes a los de cualquier otro lugar del país, con kilómetros de caminos suaves serpenteantes sobre colinas y montañas bajas, que se abren repentinamente a vistas dramáticas del espacio abierto.

Para aquellos que disfrutan de las actividades al aire libre, un paseo en kayak por James o Rivanna, o recorrer los senderos naturales, o pedalear kilómetros de senderos para bicicletas y caminos rurales, puede resultar en una experiencia fantástica.

Para los que buscamos planes más relajantes y al mismo tiempo, aquellos apasionados por el vino, pueden aprovechar de tours y degustaciones en más de 30 viñedos a lo largo de la ruta del vino de Monticello, y los amantes del lúpulo prueban otro lado de las galardonadas cervecerías de lotes pequeños que componen la zona.


Navy Yard en Washington DC

Navy Yard es un barrio ubicado en el río Anacostia en el sureste de Washington, D.C.

Durante mucho tiempo, este distrito industrial, ha ido sufriendo una transformación. El área anteriormente contenía un distrito comercial y de entretenimiento para adultos, que ahora ha sido desplazado. La construcción del complejo de oficinas del Departamento de Transporte de EE. UU. Y Nationals Park – estadio de $ 600 millones del 2008 del equipo de Grandes Ligas de los Washington Nationals – ha estimulado el crecimiento en el vecindario.

La mayoría de los terrenos y negocios del vecindario han sido vendidos y sus compradores están desarrollando bastantes proyectos comerciales y residenciales. Al parecer, los planes son construir un amplio espacio para oficinas, unidades residenciales, espacios comerciales, parques públicos y un sistema de senderos Anacostia Riverwalk.

Mi primera visita a esta área fue hace octubre de 2017 y ahora que regresé, noté un gran cambio en la urbanización; muchas más viviendas, restaurantes y entretenimiento.

Uno de mis lugares favoritos es Top of The Yard, un bar ubicado en el último piso del Hampton Inn y que goza de bellas vistas de la ciudad y del campo de beisbol del Nationals Park.

Otro de los lugares populares en la zona es la tienda de helados Ice Cream Jubilee, considerada una de las mejores heladerías del país, que sirve helados y sorbetes naturales en sabores únicos, como el tres leches de fresa, bananas con bourbon y caramelo, limón lavanda y miel, entre otros.

Para comer, las opciones son bastante variadas y deliciosas. El barrio frente al agua cuenta con un poco de todo. Desde comidas rápidas como Shake Shack y Takoran, como populares restaurantes como Salt Line, Morini Picolo y Osteria Morini. Durante el verano, muchos de estos restaurantes son más concurridos, dado sus amplios patios, como ejemplo, el popular Rose Garden y Salt Line.

Rose Garden

Fish by José Andrés ha inaugurado su patio

El pasado domingo se festejó la apertura del patio del restaurante Fish by José Andrés. Ubicado en el MGM National Harbor, Fish celebró con un evento privado la inauguración de su patio, con música en vivo, una gran oferta de cocteles, cervezas, vinos, aperitivos, sidra y cangrejo al vapor.

Fish by José Andrés celebra lo mejor de Maryland e incluye técnicas tradicionales de cocina de todo el mundo. El patio goza de una ubicación ideal con vistas a la plaza Potomac. Allí, podrán sentarse en el bar, en uno de los sillones lujosos o acercarse a una de las mesas comunes para disfrutar de una bebida fría y de la comida clásica de Chesapeake. Prepárense para disfrutar de una cena como lo hacen en Maryland: rompiendo tus propios cangrejos, sorbiendo ostras recién cortadas, come maíz directamente de la mazorca, mientras disfrutan de con una cerveza o sidra helada. Además de otros deliciosos bocados como platos de mar hervidos como gambas, salchichas andouille, mejillones, langostas y, por supuesto, cócteles.

Este evento fue perfecto para celebrar el día de la madre, por lo que mi mamá y yo, después de comer y comer, beber y beber, aprovechamos el photobooth para tener más bellos recuerdos de esta amena tarde.

Con el chef José Andrés

Eastern Market en Washington D.C.

El Eastern Market es un mercado público en el barrio de Capitol Hill de Washington, D.C., ubicado en un edificio de ladrillo del siglo XIX. Se encuentra ubicado en 7th Street SE, a pocas cuadras al este del Capitolio de los Estados Unidos, haciendo parte del pabellón 6 de las 8 salas de DC. Ubicado en lo que se conoce como el vecindario de Capitol Hill.  Este es un barrio antiguo donde los residentes pueden hacer sus compras diariamente. Su ubicación es perfecta, ya que está a unos minutos del metro, haciendo mucho más fácil visitar este lugar.

El mercado de pulgas de Eastern Market tiene uno de los mercados más diversos de la nación. Aloja hasta 100 expositores de los cinco continentes.

El primer “mercado oriental” fue uno de los tres mercados públicos incluidos en el plan de Pierre L’Enfant para la ciudad, para complementar los mercados existentes en Alejandría y Georgetown. El plan también requería un mercado central y un mercado occidental.

En 1805, Thomas Jefferson emitió una proclama llamando a Eastern Market a establecerse en 7th y L Streets SE, cerca del Navy Yard. Años posteriores, se incluyó en el Registro Nacional de Lugares Históricos en 1971 y es uno de los mercados más diversos de la nación. Aloja hasta 100 expositores de los cinco continentes.

Actualmente Eastern Market está recibiendo propuestas de renovación. El objetivo del plan de renovación es vincular Barracks Row y Eastern Market de 8th Street para crear un espacio de reunión comunitario. Más allá del mercado de pulgas, Eastern Market también es conocido por sus atracciones culturales, que incluyen la Biblioteca Folger Shakespeare, el teatro y la Biblioteca del Congreso. El North Hall de Eastern Market ha sido un destino principal para la celebración de eventos memorables y se puede alquilar para bodas y otras ocasiones. También, esta rodeado de una gran variedad de comercio y restaurantes.

Uno de los restaurantes de la zona que visité fue Hank’s Oyster Bar, aprovechando su menú de “happy hour” y oferta de ostras por $1.25, y probé el sándwich de cangrejo y mini-hamburguesas de langosta.

Otro de los recomendados de la zona es el café de Peregrine Espresso, una de las mejores cafeterías locales.

LocoL

Aún recuerdo cuando el chef Roy Choi en un Tweet comentaba sobre la idea de abrir un nuevo restaurante en Los Ángeles y solicitaba a través de una página, la donación de dinero con el fin de llevar a cabo su objetivo. Como una gran fan de su trabajo, no dudé en donar a su causa, sin conocer mucho sobre lo que sería la historia de este lugar. Para mi sorpresa, no sólo habría otro delicioso lugar en L.A. donde disfrutar de la cocina de Choi, sino que este restaurante tenía un propósito, uno que marcaría la diferencia en el mundo de los restaurantes.

Roy Choi es conocido por su ingenio en crear deliciosos platillos a precios económicos y claramente, por ser el gran impulsador de los food-trucks – Kogi – como una excelente opción para comer fuera. También es conocido por “crear con propósito”, no solo por vender más, ser más famoso, etc., sino servir a la comunidad. LocoL redefine lo que comúnmente conocemos como “comida rápida”, sirviendo platos nutritivos a precios competitivos. En un mundo donde las grandes compañías logran vender hamburguesas por $1, es muy difícil ofrecer comida de calidad que compita con esos precios, pero Choi junto chef Patterson, no vieron esto como un obstáculo para desarrollar su visión, sino como una motivación.

Locol está ubicado en un barrio donde los grandes chefs no suelen abrir sus restaurantes, brindando empleo a los locales. Además, el menú está hecho al gusto de los habitantes de la zona utilizando recetas que usan ingredientes que otros lugares serían considerados desperdicios de comida, ofreciendo hamburguesas, sándwiches, entre otras delicias, a precios económicos, utilizando ingredientes frescos y preparados por dos chefs de renombre. Gracias a Locol, muchas personas alrededor de L.A. (en las que me incluyo) visitan el área de Watts con el fin de probar el menú.

Locol fue reconocido por Jonathan Gold como “Restaurant of the Year” en el 2017 por su misión y calidad de comida.