Qué ver y hacer en Barcelona

Barcelona es ​​la capital cosmopolita de la región de Cataluña en España, y es famosa por su arte y arquitectura. Lugares como la iglesia de la Sagrada Familia y otros monumentos modernistas diseñados por Antoni Gaudí salpican la ciudad. Entre monumentos, cosas por hacer y comidas para probar, me cercioré antes de mi viaje con mis amigos catalanes, para seleccionar aquellos lugares que no podía perderme.

Para primeras visitas, siempre recomiendo tomar el bus turístico de la ciudad. Cuesta alrededor de 30 euros por persona por día, siendo más económico si se compran de 2 o 3 días (sino estás seguro de usarlo por 2 o 3 días, siempre puedes comprar el de uno y pagar los $10 al día siguiente). Estos buses son ideales porque puedes subir y bajar tantas veces como quieras – de 9 am a 8 pm – y ver Barcelona a tu propio ritmo. Cuenta con varias rutas interconectadas, y es la forma más fácil de moverse por Barcelona y ver todos los lugares de interés en un solo paseo. Además, puedes tomar este bus en distintos puntos de la ciudad, haciendo que el tiempo rinda más. La mayoría de buses comienzan su recorrido en Plaça Catalunya, uno de los puntos turísticos de interés en la ciudad. Si lo tuyo es más caminar o montar bici, el Passeig de Gracia es uno de mis recomendados para esto. Ahí verás Casa Milà (también conocida como “La Pedrera”, de Gaudí), Casa Batlló (de Gaudí) y Casa Amatller (de Puig i Cadafalch). También es un lugar perfecto para ir de compras.

Mi hotel se encontraba justo en Las Ramblas, uno de los bulevares más famosos del mundo y vale la pena dar un paseo. Una vez allí, visita el mercado de La Boquería, un paraíso para los foodies. De los restaurantes recomendados está el El Quim de la Boquería, y prueba platos tradicionales catalanes alrededor del bar cuando hay espacio (mis tapas recomendadas: Boquerones, chipirones y arroz negro). Otro recomendado es es Casa Guinart.

Este es un buen sector para hospedarse para quienes buscan estar en una zona turística y cerca de varios puntos de interés. Uno de ellos es Port Vell y Villa Olimpica ubicados en el área del puerto. Es un poco turístico, pero el paseo es muy agradable y las vistas muy bonitas.

El Barrio gótico (barri gótico), también se encuentra cerca a Las Ramblas y es el barrio más famoso de Barcelona. Visita la catedral gótica y la elegante basílica de Santa Maria del Mar, una de mis favoritas. Y si tienes suerte como la tuve yo, podrás disfrutar de un lindo concierto dentro de la basílica.

Después de que hayas explorado Las Ramblas y el Barri Gotic, en el otro lado tienes El Born. Los finos y sinuosos side streets son el hogar de algunas de las tiendas más modernas y los mejores bares de la ciudad. Como también, varios museos, como el museo Picasso que cuenta con una exposición permanente de Dalí. En este barrio encontré unos de mis restaurantes favoritos durante el viaje, que compartiré en otro post.

La visita el Parc Güell es una de las cosas “obligatorias”. Disfruta de todos los monumentos de Gaudí en el parque y planea pasar allí al menos 2 o 3 horas. Es una lugar ideal para disfrutar de preciosas vistas de la ciudad.

Visita la Sagrada Familia, obra maestra de Gaudí, y obra que aún no se termina. La mayoría de los visitantes de la Sagrada Familia se dirigen directamente a la estación de metro del mismo nombre o si tomas el bus turístico, esta es una de sus paradas. Una vez que haya visto el hospital, camine por la avenida de Gaudí para ver la Sagrada Familia.
La sagrada familia es increíble No puedes perdértelo. Si tiene tiempo, toma el ascensor hasta la cima para una vista impresionante (para esto tienes que pagar más).

El Tibidabo es una colina con vistas impresionantes de la ciudad. Allí hay un parque de diversiones, una Iglesia Católica y una Torre de Comunicaciones (Torre de Collserola) de Norman Foster, que ofrece el punto de vista más alto de la ciudad.
Para llegar allí, puedes tomar tanto el tranvía antiguo (Tramvia Blau) como el Funicular hasta el Tibidabo (son divertidos), o el bus turístico.

Las Fuentes mágicas de Montjuic

Sube a Montjuic, la gran colina que domina Barcelona desde el suroeste. Este fue uno de mis lugares favoritos en Barcelona. El MNAC (galería de arte nacional), el Estadio Olímpico, Pavello Mies van der Rohe, el centro Caixa Foum (museo con diferentes exposiciones de arte cada mes) y la Fundación Joan Miró están allí. Las Fuentes Mágicas de Monjuic tienen que ver con luces, agua, música, ¡un espectáculo increíble! Plaça Espanya es la parada de metro más cercana y ¡todo es gratis! Montjuïic es perfecto para un paseo con excelentes vistas. Los edificios de los Juegos Olímpicos de 1992, que incluyen la aguja olímpica de Santiago Calatrava, se encuentran dispersos en el lado terrestre, mientras que frente al mar se encuentra el faro y el vasto cementerio. Una de las maneras más fáciles de llegar es en metro o en el bus turístico. Fácilmente puedes pasar toda una tarde en este lugar.

Otros lugares según tu interés:

Echa un vistazo a los ‘Barrios’ de Eixample y Gracia.
Estadio de fútbol más grande de Europa, Camp Nou.
Si te gustan los museos, el MACBA (museo de arte moderno) y el CCCB al lado merecen una visita y generalmente tienen buenas exposiciones todos los meses. Uno de mis favoritos fue The Palau Güell, donde comprenderás mucho sobre la historia de Eusebi Güell y su amistad con Antoni Gaudí.
Fundación Joan Miró, uno de los museos más grandes del mundo.

Qué ver y hacer en Barcelona #TravelClick To Tweet

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *