Descubre qué ver en Charlottesville

Pippin Hill Farm & Vineyards

Charlottesville es una ciudad del estado de Virginia. Allí se encuentra la Universidad de Virginia, cuyo campus principal fue diseñado por Thomas Jefferson. Hoy, su legado vive en dos sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO: los terrenos de su casa, Monticello, y en la Universidad de Virginia.

The University of Virginia

En las afueras de la ciudad podrás visitar la plantación Monticello, y que incluye una mansión y cuartos de esclavos reconstruidos; Highland, la casa del presidente James Monroe, que conserva muchos muebles originales.

Dónde hospedarse
Hay una gran variedad de hoteles, posadas y bed and breakfasts en Charlottesville, muchos a poca distancia de tiendas, restaurantes y música en Downtown Mall. Para los que buscan conectarse con la naturaleza, camping es una buena opción.

Koa Charlottesville

Dónde comer

Puedes deleitarte de platillos elaborados con los ingredientes más frescos en la mayoría de restaurantes independientes y bistros de la zona. La calidad de la comida que se puede encontrar en esta zona es maravillosa y perfecta para todos los gustos y bolsillos.

Red Pump Kitchen
The Pie Chest
Commonwealth Restaurant & Skybar

Qué ver

Charlottesville es conocido por ser el hogar de los impulsores y agitadores en la historia del país, dando la bienvenida a los visitantes que quieren conocer el que fue hogar de Thomas Jefferson en Monticello y su legado académico en la Universidad de Virginia.

Albermarle

Un recorrido a pie por el centro de Charlottesville ofrece una mirada profunda a la historia estadounidense, el destino ofrece mucho más que sólo sitios históricos. Charlottesville ha desarrollado una rica y sostenida escena artística y de entretenimiento, especialmente cuando se trata de música en vivo.

Al otro lado de la ciudad, en el condado de Albemarle, podrás deleitarte con las extensiones de bosques y campos. Los recorridos paisajísticos resultantes son diferentes a los de cualquier otro lugar del país, con kilómetros de caminos suaves serpenteantes sobre colinas y montañas bajas, que se abren repentinamente a vistas dramáticas del espacio abierto.

Para aquellos que disfrutan de las actividades al aire libre, un paseo en kayak por James o Rivanna, o recorrer los senderos naturales, o pedalear kilómetros de senderos para bicicletas y caminos rurales, puede resultar en una experiencia fantástica.

Para los que buscamos planes más relajantes y al mismo tiempo, aquellos apasionados por el vino, pueden aprovechar de tours y degustaciones en más de 30 viñedos a lo largo de la ruta del vino de Monticello, y los amantes del lúpulo prueban otro lado de las galardonadas cervecerías de lotes pequeños que componen la zona.